Mis visitas

20 de noviembre de 2012

¿UN SOLTERO PARA EL CARGO DEL PRESIDENTE?

Camino de vuelta de mi último viaje a Rusia, sin querer fui testiga silenciosa de una charla de dos amigas que se iban de vacaciones. 
El mes de Octubre en Rusia es un mes poco recomendable para las solteras. Ya hace frío y una necesita abrigarse mucho; la nieve aparece en todas partes, y no es de color blanco, sino de la suciedad de una gran ciudad, acumulando así, la mayor contaminación que una capital, donde poco cuidan el medio ambiente, recoge. 
La mejor solución contra una depresión es tomarse una semana e ir al país donde el sol es una constante en cualquier época del año.
"El tío no me disgustaba, pero no crees que hay algo misterioso y hasta sospechoso que a sus 46 años no esté casado ni tenga hijos, aunque sea de relaciones informales?" - decía una a la otra.
Mikhail Prokhorov no es un desconocido para el público ruso. Hace años figura en el ranking de la revista FORBES, versión rusa, como uno de los hombres más ricos del país, con miles de milloes de dolares repartidos e invertidos con éxito en varios sectores. Un Bill Gates de tecnologias rusas.
Sin embargo, la política como una nueva faceta, sorprendió a muchos. 
Presentó su candidatura a las presedenciales de Rusia, convirtiéndose de este modo en rival del mismísimo Vladimir Putin.
Una misión no solo imposible sino peligrosa. No obstante, reunió en un tiempo record el mínimo de 500.000 firmas, se convirtió en el trending topic de las redes sociales ...pero perdió.

El tema del por qué un hombre de éxito en los negocios no ha encontrado hasta la fecha  a una posible candidata para ser la Primera Dama, se convirtió en el debate de la temporada que sigue en vigor  en salones de belleza, reuniones de trabajo, las charlas de las afterwork parties de todas las clases sociales.
Un novio de oro o un hombre con alguna enfermedad secreta o incluso homosexual, - la opinió pública se ha dividido ofreciéndole a su imaginación diferentes versiones, convertidas en leyendas urbanas.
"Seguimos siendo (Rusia) un país de sólidas creencias conservadoras. Nos gusta la imagen de un hombre que vaya respaldado por su sólida familia, a pesar de que el 75% de los hombres casados reconocen haber sido infieles a sus mujeres en varias ocasione. 
Y un hombre soltero o, a sus 46 años, ya solterón, no inspira confianza, no transmite la imagen de alguien capaz de preocuparse de los demás, asumir responsabilidades; levanta sospechas de ser egoista y frío," - dijo otra compañera del asiento de atrás.
Parece increible que con esas estadísticas una aplastante mayoría de los hombres en Rusia se manifiestan  partidarios de una vida familiar para proyectar una imagen de "normalidad" si pretenden triunfar en la vída política y social.
Me acuerdo de los tiempos soviéticos  cuando a un hombre divorciado, o aún peor, todavía soltero a cierta edad  se le etiqueteaba “moralmente inestable”. Podía ser no admitido para  afiliarse al Partido Comunista, tenía pocas posibilidades para un ascenso profesional y no podía salir del país. En el pasado uno podía convertirse en marginal por la “inestabilidad moral” siendo todavía muy joven, a la edad de 25 años. Ahora la fecha límite se ha aplazado hasta la mediana edad. Pero, la idea de que “algo le está pasando al hombre si no se casó a los 35 o 40 años” sigue siendo muy popular entre ciertos grupos sociales de Rusia.

- Tener una familia significa en la vida de un hombre su madurez, su escala de valores y su orden de prioridades, su capacidad de asumir responsabilidades, - se incluyó en la conversación un hombre que hasta este momento, igual que yo, prestaba su atención a la conversación de las chicas.

- Bueno, y si un hombre se casa y se divorcia varias veces, tiene hijos con varias madres, ¿cual sería en este caso su escala de valores? - pregunto al intruso una de las pasajeras.
Sin duda la pregunta, un tanto sarcástica, le creó al hombre unos segundos de cierta confusión, pero se notaba que éste era un tema que no debatía por primera vez, así que se repuso y respondió:
"Un hombre, que es capaz de mantener a varias familias, resulta varonil y si cumple al igual con sus ex mujeres y no discrimina a los hijos, es un hombre muy respetable."
No sé si hablamos de Rusia o algún país árabe donde un hombre puede tener un harén y hasta cuatro eposas,- pensé. También pensé que esta conversación demostraba claramente cómo está dividida la sociedad en Rusia en pleno proceso de evolución, debatiendo entre las nuevas fórmulas de vida en la sociedad, la emancipación de la mujer que va más allá de su reconocimiento individualista, y las tradiciones conservadoras y de tradición machista.

Escuchando a las chicas de la cuarta fila me acordé de otros líderes políticos y sus historias y relaciones con el poder y las mujeres.
Cuando Nicolás Sarkozy se divorció de su segunda esposa, fue muy criticado. Cuando regaló el mismo anillo de compromiso a la ex-modelo Carla Bruni, a pesar de haber pecado de poco ingenioso por elegir el mismo diseño que había regalado a su segunda mujer, su popularidad se disparó. Los franceses se alegraron por su Presidente que daba por finalizada su corta segunda soltería. Y Francia hace años dejó de ser defensora del modelo conservador. (Cuando perdonó a Miterrand sus líos con una ministra y una hija extramatrimonial con ella). 
Pero a los franceses les gustaba más ver a su Presidente paseando de la mano de una bella mujer. Así su imagen resultaba más entrañable y transmitía seguridad y confianza.

El opositor de Hugo Chavez, el apuesto y joven abogado Henrique Capirles ocupó más páginas de la prensa de corazón que de la crónica política de su país en plena campaña. Parecía que a la población le interesaba más cómo acabaría el romance del Gobernador del Estado de  Miranda con una periodista, que los puntos de diferencia con Chavez. Y no ganó, a pesar de haber conseguido casi un empate técnico con el Presidente venezolano. 


Los líos amorosos del caballeri italiano le llevaron al banquillo de los acusados cuando su mujer, harta de humillaciones públicas por sus infidelidades tiró la toalla y pidió el divorcio.  
Silvio Berlusconi no se salvó del fracaso y fin de su carrera a pesar de haberse sido sometido a tratamientos de enjuvenicimiento y transplante de pelo. Su nuevo look de hombre soltero no gustó nada a los italianos.

En España nunca hubo candidado al Presidente del Gobierno del que se podría decir: hombre joven para su cargo y sin compromiso. No sé si es bueno o malo. 
Quizás llevamos  tan solo 30 años de la democracia que nos enseña a vivir y convivir con formas de vida poco tradicionales y aun menos católicas. Y posiblemente un día aparezca un joven y apuesto soltero que sepa exponer su programa de modo que le creamos: los de la izquierda, de la derecha, y los que ya no creemos en los políticos.

Y nos dará igual con quien salga en sus pocos ratos libres. 

O, quizás, las solteras del país le darán ese voto necesario para ganar; y soñarán en convertirse en su Primera Dama.

Sitio recomendado: OPORTUNIDADES DE NEGOCIOS EN ESPAÑA PARA INVERSORES RUSOS