Mis visitas

6 de noviembre de 2011

LO POLITICAMENTE INCORRECTO...

Para preparar este artículo he investigado en  diferentes foros sobre lo que opinan las mujeres extranjeras, que no tienen tratos directos con Rusia, de los hombres rusos. Qué  palabra o imagen se les ocurre pensando en un ruso…   
El resultado fue el siguiente:
≈ 25 % - alcoholismo, vodka
≈ 25 % - mafia
≈ 25 % - oso
≈ 25 % - barba, gorro

Es evidente que Rusia sigue perdiendo la guerra de los medios en cuanto a la información actualizada sobre su imagen y los cambios  en los últimos 20 años.  
El oso con un gorro militar bebiendo vodka y con un arma colgando (o sea, un ruso) nos persigue desde la época de la guerra fría, que yo sepa, terminada, o eso  dicen, hace muchos años...

Así que busqué todo aquello que se ha publicado sobre matrimonios entre mujeres extranjeras y hombres rusos y es lo que encontré. He aquí opiniones de mujeres de diferentes países que han conocido o se han casado con los rusos:


Top-model Naomi Campbell habla así de su novio Vladimir Doronin: “Es un hombre muy especial, encantador. Le doy las gracias a Dios por habérmelo puesto en mi camino. Nunca antes me he planteado tener hijos con ninguno de mis ex – novios y ahora no tengo ni una sola queja sobre mi hombre. Es fabuloso, un hombre de verdad, todo un caballero. Me mira y no ve en mi una celebridad si no una mujer y persona.”

Canadiense:«Mi marido ruso es como un niño grande. Sé que fuera de casa hace trastadas con sus amigos pero en casa se comporta como un gatito cariñoso. Me gusta que el hombre ruso se encargue de todas las preocupaciones de pareja, tramita los documentos, gestiona los asuntos del patrimonio y nuestras finanzas; se preocupa de las cosas pequeñas de nuestra vida.   Es un hombre con mucha fuerza interior y siempre tiene temas para la conversación. Es tierno y atento

Sueca:«El hombre ruso no es nada tacaño. Le gusta causar una buena impresión y es buen amante…».
China:«Los hombres rusos son buenos. No llaman la atención a primera vista pero con el tiempo te das cuenta que son buenos, bondadosos, con un alto intelecto y  alma cálida.»

Japonesa:«Me gustan los hombres rusos. No son tacaños, leen mucho, les gusta la fiesta. Son de carácter fuerte. Los alemanes son más altos, los americanos más gordos y con más dinero pero no hay nada comparado con el alma rusa»

Coreana:"Físicamente los hombres rusos no son muy atractivos. No visten a la última moda, no se afeitan a diario, a veces no se peinan bien, no siempre limpian sus zapatos. Pero si no prestas la atención a esos detalles, se puede ver  la riqueza de su interior. Son bondadosos, generosos, alegres, una nunca se aburre con ellos, son verdaderos amigos y nunca te dejan en un momento difícil"
Americana:«El hombre ruso es buena gente. No muestra tanto interés hacia el dinero y su mundo espiritual es muy interesante»  
Griega: «A pesar de que les va el vodka y a veces no son muy amigos de la higiene personal, la mentalidad del hombre ruso tiene muchas cosas positivas.»
Francesa :«Los moscovitas son unos galanes hasta que no suben al volante de un coche…
Mi vida se reparte entre ambos países al igual, así que puedo comparar y opinar. Los hombres rusos son mucho más galantes que los europeos. En Europa nunca verás a un hombre abriéndole la puerta a una mujer; ni que le ayude a ponerse el abrigo. Tampoco
invitará en un restauranteEn Rusia ocurre todo lo contrario. Un hombre  puede ofenderse si una mujer se le adelanta mostrándo su iniciativa; son auténticos caballeros. Sin embargo en el metro se puede encontrar a muchos que te contesten mal o hasta te insulten. Por supuesto que no son todos así. Y para ser justa tengo que decir que cuando estuve embarazada, me dejaban el sitio para sentarme cada vez que subía al metro.  Lo que verdaderamente me altera es un ruso al volante. Si suponemos que “macho” es el hombre en general, de esos multiplicados por cuatro hay muchos al volante ahí. Sin tener en cuenta la educación en general, los hombres nos consideran idiotas al volante pero al menos no lo dicen, pero los rusos se ensayan contigo y disfrutan con ello.»
Española:"Los españoles tienen fama de hombres calientes pero la verdad es que son muy fríos por dentro, no tienen alma; los rusos son calientes por fuera y por dentro y tienen un mundo interior muy profundo".
Hmmm...ya que estamos en España, busqué más respuestas a la pregunta y es lo que encontré en un foro de las chicas españolas casadas con los rusos:
“Soy española y estoy saliendo con un chico ruso, la verdad es que a principio no estaba muy segura de lo que estaba haciendo, ya que mi familia es bastante cerrada y no se si lo aceptarían, pero la verdad es que he conocido a sus amigos y a su familia y son todos encantadores me siento muy bien con ellos. Mi novio al principio era muy cerrado como con miedo a estar conmigo, pero la verdad es que me ha sorprendido muchísimo. Tanto los españoles como los rusos tienen sus cosas malas, pero ya te digo que prefiero a mi chico que a un español (que he estado con unos cuantos y se lo que me digo).
A veces pienso si hago bien, ya que mi nivel de vida es superior al suyo y no se si con el tiempo esa diferencia se haga mayor. También mi chico lleva ya muchos años en España pero aun así le cuesta estar mucho tiempo sin hablar ruso y a mi me cuesta mucho aprenderlo, jeje.
En definitiva una mujer española puede estar perfectamente con un ruso siempre y cuando cada uno ceda un poquito, porque somos culturas distintas y ninguno tiene porque abandonar su cultura por completo por nadie. Hay que ser tolerantes, yo ahora lo soy y mi novio también, si un día deja de serlo estoy segura de que lo nuestro se terminará
.

“Estoy casada hace 4 años con un ruso y puedo decir que es el hombre de mi vida....nada machista......atento, cariñoso, trabaja como un mulo, no bebe ni tiene vicios y su familia es encantadora......no se puede generalizar por favor tanto en Rusia como en España hay machistas, buenos, bajos, altos, feos y guapos.....no generalicemos que es de inmadurez...”

“Yo estoy casada con un ruso desde hace 6 años y tenemos un niño. Tenemos diferencias culturales y por supuesto de carácter. Ahora con los años es cuando te das cuenta y vas evolucionando con tu pareja. Mi marido es machista pero reconozco que es un hombre muy protector, a veces lo comparo con un oso. Es práctico y yo idealista, tiene mucho sentido del humor y es muy previsor, las dificultades no le hunden. El me dice que somos diferentes pero las diferencias nos complementan.”

Como el derecho a réplica encontré un post de un chico ruso que reside en España que ha opinado sobre lo antes dicho, lo publico sin ninguna corrección ni modificación:
“Soy un ruso... y me gustaría comentaros un par de cosillas. No quiero ser un abogado, ni de Rusia, ni de l@s rus@s, pero algunos mensajes muestran una ignorancia completa sobre los asuntos de los cuales están tratando, y, como además están escritos de una manera tan apasionada, podrían provocar una confusión completa en un lector no muy crítico. Desde luego, 5 años (casi no interrumpidos) en un país extranjero es un plazo 'mágico' para empezar a ver las cosas tal y como están, tanto en el país de residencia, como en tu país natal. Pues se agota la nostalgia por el país de proveniencia y se acostumbra un@ a su nueva casa.. Estoy en España más de 5 años, de manera que he vivido de lo que estoy hablando y lo puedo confirmar. Por eso los mensajes tipo “he estado 2 veces en Rusia y flipo de Rusia” o “tengo un marido ruso y me alucino de LOS rusos” los considero como muy poco sensatos. 
¿La desigualdad de los géneros es más amplia en Rusia que en España? No lo creo así. Pues el estado socialista, a lo largo de casi 70 años, aparte de las cosas malas, se eliminó casi por completo dicha desigualdad. ¿Y sabéis que una mujer en la URSS tenía el derecho de hasta 3 años de la baja por maternidad? Y que no les impedían por eso ocupar uno u otro puesto de trabajo, porque, básicamente, les pagaba el estado el sueldo. Y que, sin embargo, las mujeres, por lo menos en las ciudades, tenían generalmente 1-2 hijos, porque preferían trabajar que estar en casa. La cubertura de la población con los colegios para bebés era aprox. 100%...
Desde luego, desconozco los casos en Rusia de que una mujer haya sido apuñalada o haya sido la victima de un homicidio efectuado por su pareja. Eso no suele pasar por allá (si embargo, por allá la gente es más agresiva, en general, que por aquí). Curiosamente, sí que conozco los casos cuando las mujeres mataban a sus parejas-hombres...*  (*En este punto debo discrepar con el respondente. Según los datos del Ministerio de Interior ruso solo en 2006 en Rusia fallecieron a manos de sus parejas 15.000 mujeres y otras 34.000 han sido mutiladas a por vida. No existe la ley contra violencia de género y el problema como tal no se visualiza a través de los medios de comunicación.) –L.V.)...Otro mito es que somos todos los pobres y es por eso que vamos por aquí, y aquí seguimos sin un duro detrás del alma. ¡Qué va! Soy originalmente de Moscú, aquí trabajo en una universidad madrileña, tengo un contrato fijo. Estoy aquí porque me mola, y mientras que me mole, pues siento que 'la estancia' aporta a mi ‘desarrollo personal’. No me huí de la ‘mala situación económica’, pues en Moscú se puede ganar más que en Madrid. Eso sí, aquí hay más seguridad física que allá. Bueno, por lo menos en el barrio donde vivo, que es un barrio céntrico – no me gusta Carabanchel). En Moscú la gente es bastante agresiva – me cuesta vivir en aquel ambiente. Volviendo al tema))): cocino, lavo platos, el baño, etc. Me gustaría que mi mujer trabajase y compartir las tareas de casa y demás. Al contrario, no aguanto a las mujeres que pasan de ser responsables del estado económico de su hogar.
¿Somos guapos? ¡Eso sí! :)
A mí sí que me consta que las mujeres españolas son 'un poco' sensibles con el tema del lugar de mi procedencia, de manera que las palabras “soy de Rusia” tienen un efecto ‘mágico’ – se pierde el interés serio, aunque lo haya desde el principio. Mientras tanto, soy un ruso ‘de calidad’))). ¿Alguien se apuntaría?) ¿Creéis que os estoy tomando el pelo? Si no lo probáis, nunca lo vais a saber)


                                      *                 *                 *
El 26 de marzo de 2010 el periódico checo “Ludovi Novini” publicó un sorprendente  por su contenido artículo donde decía que por primera vez en Europa las agencias matrimoniales han recibido solicitudes de mujeres europeas demandando como parejas a  hombres rusos. Sí, sí, los rusos se convierten en  cotizados novios por las féminas del siglo XXI.

Lo ruso se asocia con lo exótico y es lo que solicitan las mujeres europeas. Aunque la imagen que las mujeres perciben de los rusos es bastante idealizada: "hombre de aspecto atlético, alto, rubio, de ojos azules, sonrisa de Hollywood y con un Ferrari".  Esa es la nueva imagen del hombre ruso que pisa fuerte. Y las expectativas de las mujeres son que el hombre sea galante y generoso.
 “El romance con vuestros hombres es mucho más emocionante, saben tratar a una mujer. La cortejan de tal modo que ella  siente que todo el mundo está a sus pies al lado de un hombre ruso que no se corta en gastos y detalles que tanto nos gusta a nosotras: flores, perfumes, ropa bonita, lencería.” – dice una francesa, clienta de agencia matrimonial. – Digan lo que digan de los franceses, son de puño cerrado.”
 
«Nos hemos cansado del individualismo de nuestros hombres, de sus conductas femeninas; de que son nuestra competencia en el uso de productos de belleza y depilación con láser. Sin embargo, el hombre ruso conserva su masculinidad, se presta a ayudar a una mujer sin que ésta se lo pida. El ejemplo de ayuda con bolsas pesadas o el equipaje son muy demostrativos. A un hombre español hay que pedírselo adrede e igual hará caso omiso a esa petición,
»- dice una española entrevistada por la misma agencia en Praga.

Sin embargo, para ser justa hay que decir que  la nueva imagen del hombre ideal que viene de Rusia en opinión de algunas mujeres europeas se debe a los pocos casos de hombres de éxito que viven en Europa o con quienes las mujeres coinicden en principales destinos vacacionales para la gente de alto nivel socio-económico: Costa Azul, Mónaco, Costa del mar Adriático, Cerdeña así como destinos exóticos como Maldivas o Seichelles, etc.

Las mujeres rusas solteras que viven en Europa también respondieron   con qué se asociaban el concepto del "marido extranjero" después de haber conocido a varios candidatos, y el reparto de cualificativos ha sido el siguiente:

≈ 25 % - dinero, bienestar
≈ 25 % - torpeza (no son capaces de improvisar)
≈ 25 % - tacaño
≈ 25 % - aburrido

También opinan las mujeres rusas felizmente casadas en Europa:
“Los hombres rusos en su mayor parte son agresivos, descontentos y críticos con la vida e improvisan demasiado.” – dice Lilia G, moscovita casada con un británico y continúa: “Puedo decir que los extranjeros, de  nivel socio-cultural medio-alto y alto son más atentos, más bondadosos y solidarios. Y también sentimentales y generosos cuando están convencidos que tratan con futura esposa y madre de sus hijos. Lo de la generosidad de los rusos es un mito más... He estado casada dos veces; la primera con un ruso y ahora con un británico. Y el primer regalo de mi actual marido fue un coche. Con el ruso era yo la que regalaba cosas. Sin embargo, los rusos tienen varios aspectos positivos: son eruditas, tienen más cultura y conocimientos generales, son divertidos, nunca sabes qué puedes esperar de un ruso; siempre tienen de qué hablar y no se repiten. Y sin duda esas son sus armas de conquista”

"Pero no es suficiente para un matrimonio," - subrayan los expertos. 
"Para que un matrimonio prospere es necesario que el hombre tenga un buen trabajo, sea capaz de afrontar la manutención de sus hijos y participar de modo activo en su educación y formación, crecer como persona y apoyar a su compañera."

Así que las féminas de Rusia siguen buscando maridos fuera de sus fronteras, y como lugares más apropiados para conocer a su futura pareja, las mujeres rusas destacan:
1. Agencias matrimoniales
2. Locales nocturnos y lugares de diversión durante las vacaciones
3. Webs y portales de contactos personales
4. Excursiones a caballo, clubes de hípica 
5. Campos de golf
6. Catas de vinos (turismo enológico)

El último dato que ha salido publicado sobre este tema fue el informe del Instituto Nacional Ruso de Estudios de la Opinión Pública  en marzo de este año(2011):
Un 40% de hombres solteros en Rusia de edades comprendidas entre 27 y 33 años barajan la posibilidad de casarse con una mujer extranjera.Toma ya!


Las razones que han explicado los encuestados son siguientes:

1. Las mujeres residentes de grandes ciudades se han convertido en auténticas acosadoras y cazafortunas y valoran al hombre únicamente por su cuenta corriente. 
"Antes, hace unos 20 años o así, - dice Ana, de 24 años, encargada de una joyería, hija de familia acomodada en Moscú, con un coche de alta gama en propiedad, - una mujer valoraba al hombre por su capacidad de hacer reformas en casa, por saber arreglar el coche, etc. Ahora lo hacen los subcontratas que vienen de Tadjikistán. Lo mismo con la cocina, limieza o la plancha. Así que de un hombre hoy en día  solo se le pide que pague estos servicios, y no hay ninguna otra forma de mostrar su valía que su capacidad de ganar lo que yo no pueda gastar."
!Así que el músculo más poderoso del siglo XXI en Rusia es el dinero!

2. Las mujeres de lejanas provincias, que popularmente se denominan como "Rusia profunda", al ser rescatadas y traídas a una gran ciudad, aprenden muy rápido y se convierten en dignas herederas de los malos hábitos de las féminas arriba descritas.

3. El matrimonio con una europea, antes que nada facilita la salida del país y libre circulación por toda Europa. Así ante un hombre ruso se abren las opciones laborales,  con la condición de que no sea  peor pagado que en Rusia. Y si no es posible, prefiere vivir entre dos países, estudiar el idioma de su compañera y el estilo de vida en su país.

Hay un dicho en Rusia: Siempre se está mejor donde no estamos nosotros.

Se aplica perfectamente al objetivo de nuestro debate. 

Los hombres europeos dirigen sus miradas hacia el Este con esperanza de rescatar a su princesa particular para que les haga muy felices.

Muchas mujeres rusas aspiran a convertirse en señora de...algún hombre bueno que no sea tacaño ni aburrido, le sea fiel y le garantice un futuro seguro. 

Los eruditas rusos cansados de tanta belleza interesada optan por la alternativa con tendencias femenistas que busca el amor y un compañero, con quien compartir gastos y declarar su renta de modo conjunto, asi sale menos por barba... 

Las mujeres occidentales sueñan con que vuelva el protagonista de sus novelas románticas, si no cabalgando sobre un caballo blanco que sea conduciendo un Ferrari rojo; con la  esperanza que más de una vez al año el hombre de ojos azules les regale flores.

Me pregunto ¿dónde cabe aquí el amor?

¿Será cuando seamos más o menos igualados en nuestra independencia, sin fanatismos, ni llegar a extremos peligrosos, nos centremos solo uno en el otro y aprendamos a ceder?




Julio 2011

Foto: Naomi Campbell y Vladimir Doronin