Mis visitas

10 de enero de 2012

"ME HA DEJADO! ESTOY JODIDO, SOLO Y MUY DEPRIMIDO"

"Fue un enamoramiento pasional; recuerdo que en el trance de la separación, la intensidad del dolor era brutal. Me fui apagando con el tiempo, mientras meditaba qué había salido mal."
Ha pasado. Una relación, que llevaba agonizando desde hace un tiempo, se ha roto y estás  perdido en tu dolor, decepción y sin saber cómo vivir a partir de ahora. Después de haber atendido a varios de mis amigos en esta situación, se me ocurre ofrecer un pequeño resumen en forma de recomendaciones para ayudaros a afrontar una nueva situación.
Para los recién separados (ETAPA DEL DUELO):
1.      Prepárate una copa y pon por escrito en dos columnas lo positivo y lo negativo de tu nueva situación después de la ruptura, no describas tus sentimientos, solo los pros y los contras de estar solo (hacer cosas que en pareja no pudiste, vivir experiencias que has post puesto, hobbies que abandonaste, etc).
2.      Cuando te apetece compartir tu  experiencia, dolor, sufrimiento con alguien, a la hora de exponer los hechos y situaciones no utilices ninguna descripción que haga más fuerte el sufrimiento. Solo consta los hechos: Aquello me dolió o lloré toda la noche. Si evitamos los detalles dolorosos, optimizaremos la repetición del dicho dolor y nos ahorraremos la sensación del fracaso. Y también tus amigos te lo agradecerán ya que hablar de lo mismo, transmitiendo sentimientos negativos cansa hasta al mejor amigo.
3.      No pienses demasiado en lo que ya pasó y no volverá. Pasado, pasado está. El presente es lo que importa y el futuro llegará. No corras delante de la locomotora.
4.      Una ruptura sentimental es uno de los estados de estrés y agotamiento psicológico más traumáticos que existen. No lo conviertas en algo fatal.  Algún día vas a morir sí o sí, así que no ayudes al destino acercar ese día. Nadie se muere del desamor. Hay que centrarse para entender cuáles son tus preocupaciones reales hoy en día.
5.      Intenta imaginar tu situación de ruptura como algo cómico, algo que no te pasa a ti, para evitar tomar decisiones en caliente, que pueden perjudicarte. Olvídate de las frases: me da igual todo, le joderé la vida como me ha jodido a mí, se va a enterar, etc. Así que piensa que la mañana del día siguiente te ayudará tomar decisiones más sabías.
6.      A la hora de compartir tus pensamientos y ratos de bajón no lo cuentes a todo el mundo, si no a la persona o personas en las que confías, los que te han demostrado que son tus amigos. Las personas causales no te ayudarán, solo les darás motivos de hablar de ti y quizás reírse de tu desgracia. Alguien que te quiere, te aconsejará bien, te dará su punto de vista de la misma situación que será menos “caliente” que la tuya.
7.      En vez de rajar de tu ex pareja culpándola de todas tus desgracias, intenta ver la misma situación desde su punto de vista; así podrás ver tus fallos en la relación que dejó de funcionar.  Tu punto de vista o tu percepción de vuestra ruptura jamás será la verdad en la última instancia, si no tan solo tu verdad.
8.      No fuerces ninguna decisión, no corras, deja que tu subconsciente ayude a la conciencia encontrar la solución óptima, ocurrirá sin más. Mientras tanto, desconecta de pensar en lo mismo, dándole vueltas al tema. Ya pasó.
9.      Libera tu memoria emocional, como si de un disco duro se tratase. Déjale marchar para siempre a esa persona que te ha dejado para que no te distraiga en tu presente y tu futuro. Ponte cómodo/a, con la música de relajación de fondo, imagínate a esa persona que ahora parece ser tu peor enemigo, imagínate que eres tú: sus ojos, su boca, su cara, su cuerpo, su sexo, sus manos, sus piernas e intenta disolver, quemar, destrozar su imagen en tu imaginación hasta que desparezca. Intenta repetir ese ejercicio tantas veces que necesites para que la imagen de esa persona no vuelva en tu imaginación. Déjale marchar y ser feliz. Tú también lo serás. Este ejercicio viene de la neo-tantra y ayuda liberar nuestra memoria emocional, liberarse de aquellos sentimientos, positivos y negativos, el amor que entregamos a nuestra pareja. Es como si retuviéramos en nuestra subconsciente nuestra capacidad de amar a otras personas.
10.  Puedes no hacerme ni caso y seguir sufriendo y masticando tu dolor, fastidiarte tu estado anímico y no abrirte hacia el mundo y nuevas oportunidades que la nueva situación de soltero/a de nuevo te ha preparado tu destino.

PARA LOS QUE SE HAN ACOSTUMBRADO A SU NUEVA SITUACIÓN DE SOLTERO DE NUEVO (ETAPA DE FRIVOLIDAD):
1.      Dado que el Internet nos proporciona una perfecta herramienta en un tiempo record a conocer nuevas personas, salir con ellas, ligar, vivir nuevas sensaciones, experimentar, etc. aprovéchalas sin sustituir tu realidad por un ciberespacio, donde muchas veces nada es lo que parece. No te confundas. Si optas por poner un anuncio en las redes sociales o portales de contactos personales, sé honesto/a y claro/a. No mientas diciendo que buscas el amor de tu vida, con quien caminar cogidos de la mano. Porque de ese modo atraerás las personas que están en una diferente etapa de su época de soltero y que buscarán estabilizar su situación al lado de alguien similar. Y tú no estás preparado/a. Así que antes de quemarte con aquellos que no son lo que parecen, empieza por ti.
2.      Es bueno no pretender ser un misterio ante los demás, omitiendo rellenar los cuestionarios que los portales de contactos nos ofrecen o poner fotos de tus mascotas, tu moto, coche, etc… que encima no sean de tu propiedad. Es ridículo y el mensaje subliminal que mandas al interlocutor virtual es que mientes sin necesidad u ocultas tu verdadera situación sentimental. Para qué hacerlo con los que no te buscan si hay mucha gente en una situación similar a la tuya, que busca lo mismo que tú y estará encantada de acompañarte en tus aventuras.
3.      Las fotos son importantes ya que todos entramos a todos por los ojos. Poner una foto de un conocido actor americano porque “mi cargo o mí puesto de trabajo requiere discreción”, es  absurdo. Es mejor que no publiques ninguna foto y si la pones, que sea reciente, no de antes de tu primera comunión. El tiempo adorna con las arrugas nuestras caras (unas más y otras menos, cuestión de elegir bien los tratamientos anti-aging y la genética) o  nos  hace ganar kilos o perder pelo y hasta encoge a algunos  de lo que medían en la mili. Una persona que está bien consigo misma no necesita estimular su imagen con detalles inciertos.
4.       A partir de los 40 es poco probable que solo busquemos una cara bonita y un cuerpo perfecto. Hace falta alguien que esté en la misma onda contigo, lee y entiende de los temas que le interesan a uno, comparte aficiones y tiende a compartir. A partir de los 40 nadie resta, todos queremos sumar. Así que aunque no estemos preparados para encontrarnos con el nuevo amor de nuestra vida, al menos que lo que vayamos encontrando por el camino no sea peor de lo que nos hemos despedido y nos dolió tanto.
5.       Optimizar y, al ser posible, evitar cualquier contacto con gente que te transmite sensaciones negativas, malas vibraciones o te hace sentirte incómodo/a. hay que buscar solo aquellos que realmente te puedan aportar, del resto que se encarguen sus psicoanalistas.
6.      Puedes no hacerme caso en nada, seguir compensándote por el tiempo perdido durante el matrimonio ya que la vida es una mierda, compadecerte y echarle la culpa a los demás, hasta que tus amigos más cercanos dejen de llamarte, por cansino/a.

PARA LOS QUE QUIERAN Y ESTEN PREPARADOS PARA REHACER SU VIDA Y TENER PAREJA (ETAPA DE LA ESTABILIZACIÓN):
1.      La soledad es mi enemigo y quiero vencerlo. Es un buen comienzo. Pon por escrito qué tipo de persona eres tú. En mis entrevistas pido a mis clientes que pongan en un orden de más a menos en 7 términos cómo se ven a sí mismos y en 5 términos, en el mismo orden de más a menos, los principales rasgos de la personalidad de su pareja ideal.(Y hazlo en el presente, de modo que parezaca que esta persona ya está en tu vida, existe de verdad. Aunque parezca mentira o irreal, estás programando que aparezca en tu vida)

2.      Pon por escrito todas aquellas medidas emergentes que, según tu criterio, te ayudarían conocer a nuevas personas. Un consejo. Que no se limiten esas medidas con aquello de  ”me apuntaré en todos los portales de contactos virtuales”, ya que de este modo perderás mucho tiempo atendiendo a toda la gente que te entra para solo charlar. No es constructivo. Proponte aquellas formas de ocio que nunca has experimentado, sepas que no lo vas a hacer todo , pero al menos entre todo lo que te gustaría hacer, podrás determinar lo que más te gustaría hacer.

3.      No temas a acudir a eventos solo.  Hoy en día existe una amplia oferta para solteros. Desde las cenas privadas que organiza mi agencia y hasta cruceros solo para solteros. Para todos los bolsillos y gustos.  Clases y cursos de cocina y de cata de vinos, talleres de crecimiento personal. Sesiones en los SPA, salidas a las casas rurales. Todo evento tiene su anfitrión u organizadores. Ponte en contacto con esta gente, conóceles en persona, así yendo a su evento al menos les conocerás a ellos. Eso sí, no intentes cuestionar lo que cobra la gente por organizarte los ratos de ocio para combatir tu soledad. Es un trabajo como cualquier otro y debe ser remunerado. El hecho de que uno no lo quiere o no lo puede pagar, no significa que los que lo ofertan, se lucran con tu desgracia. Al fin y al cabo tu desgracia la elegiste tú y la sigues cultivando con estas actitudes.

4.      No temas descartar a todo aquel que no te aporte nada. Con educación pero sin piedad. Es mejor decirle a uno/a que no es tu tipo que perder tu tiempo con la gente que no es de “tu equipo”. No permitas a nadie que te cargue con las historias de sus ex, sus aventuras sexuales y los detalles de las rupturas anteriores. Corta sin más esa tendencia en tu interlocutor/a. Si no capta el mensaje, déjalo/a, no es tu tipo.

5.      No cuentes tu vida a todo el mundo sin conocer a las personas en directo. El mundo es pequeño, los que son asiduos de los portales y chat de contactos, se conocen y se pasan la información “contaminada”. Así no contribuyes que nadie te juzgue por la boca de los demás.

6.      No cargues a las personas que acabas de conocer con detalles de tu trabajo, posiblemente no entienden los detalles y los vas a agobiar. Procurar no entrar en cuestiones de los gustos políticos, religiosos, sexuales, relaciones familiares y económicas de tu interlocutor, son temas donde más vulnerable puede sentirse uno y si le tocas algún “cuerpo-dolor”, sin la confianza suficiente, puede ofender o hacer que no te quiera seguir conociendo por invadir sus espacios privados.

7.      No seas fatalista. No pienses después de una cita desastrosa que así serán todas tus citas, no atraigas el pensamiento negativo. Multiplica por cero todo aquello que no te aporta nada interesante, bórralo sin más de tu memoria emocional. No hables ni repitas las banalidades con la gente que no te importa nada. Vivimos en un país de mucho sol que nos alimenta con su energía positiva, pero también  de mucha envidia y chismorreos, así que no des pie a nadie que hable de ti en negativo atrayendo la energía negativa a tu vida.

8.      Puedes hacerme caso omiso y remar contra la corriente. Es una forma de vida que muchos viven encantados, solo que terminan decepcionados, quemados y resentidos. De ti depende si quieres formar parte de ese equipo o ser feliz de nuevo y transmitir esta felicidad a los demás.


Fragmento del libro "El poder del anonimato". Todos los derechos reservados